Taller de política

Taller de política de la 43ª EUCOCO

El objetivo es poner de relieve los avances significativos llevados a cabo por el pueblo saharaui ante las Naciones Unidas, la Unión Europea y la Unión Africana, y valorar como la cuestión Nacional saharaui avanza, gracias a la fortaleza de su unidad y organización bajo la dirección de su único y legítimo representante el Frente Polisario.

Recordando que es el inalienable derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui lo que debe seguir siendo el elemento central de las resoluciones de las Naciones Unidas. Denunciando igualmente la incoherencia de la Comunidad internacional, que sigue considerando a Marruecos como un interlocutor “aceptable”, siendo así que se trata en realidad del País ocupante del Sahara Occidental. Esta contradicción inadmisible ha de ser recordada constantemente a nuestros interlocutores políticos a todos los niveles.

Hay que trasladar los éxitos jurídicos al plano político. Esto es algo que deberá pasar, inevitablemente, por las Naciones Unidas puesto que la ONU sigue siendo la Organización política encargada de la aplicación de las Resoluciones del Consejo y de la Asamblea General, quienes han reconocido el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.

Por otra parte, es fundamental aumentar la visibilidad de la causa saharaui, víctima de un embargo informativo deliberado, vía los nuevos medios de comunicación (redes sociales, gráficas animadas, presentaciones visuales fácilmente comprensibles…). A este respecto, el grupo de trabajo recomienda la puesta en acción de una nueva estrategia de comunicación. Esta tendrá que estar basada en dos ejes:

1) Una información veraz sobre lo que está en juego, el derecho internacional humanitario.

2) Promover activamente programas y acciones, que permitan un cambio en la situación de violación intolerable de los derechos humanos fundamentales del pueblo saharaui.

Hay que reunir los esfuerzos solidarios a nivel mundial, planteando la cuestión de cómo coordinar de la mejor manera posible nuestras acciones políticas y de comunicación. Para actuar de manera coordinada y eficaz los comités designarán de entre sus miembros un delegado para cada uno de los grupos de seguimiento, este delegado trabajará junto con las organizaciones competentes.

La importancia de la 4ª Comisión de la ONU, con el fin de recalcar y amplificar las responsabilidades del Secretario General en materia de defensa de los derechos a la educación, la cultura y los demás derechos fundamentales de los Saharauis.

Por otra parte, el Secretario General de la ONU debe reafirmar el mandato original de la MINURSO, que no es otro que la organización de un referéndum de autodeterminación. Es a él a quien incumbe la responsabilidad de poner en marcha todos los mecanismos necesarios para garantizar la protección de los derechos humanos en el Sahara Occidental.

Por lo que se refiere a la Unión Europea, solicitar tanto a la Comisión como al Consejo explicaciones con respecto a la forma en que tienen previsto aplicar la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de 21 de diciembre de 2016. Febrero 2018 y julio de este mismo año.

En este mismo contexto, denunciar cualquier tentativa por parte de la UE de ignorar o de esquivar la sentencia del Tribunal. Hace un llamamiento a los Gobiernos español y francés para que cesen inmediatamente de apoyar las posiciones del ocupante marroquí.

Resulta igualmente necesario que reforcemos nuestras acciones ante el Consejo de Europa y que logremos que la República Árabe Saharaui Democrática (R.A.S.D.) sea admitida como miembro asociado.

Intergrupo Europeo por el Sahara Occidental debe coordinar al conjunto de los Intergrupos de los Parlamentos nacionales.

La Unión Africana

En lo que respecta a la Unión Africana (UA), dar la bienvenida a sus posiciones claras y responsables de apoyo firme a la legitimidad de la R.A.S.D. Llamamos por ello a la Unión Europea a asumir una posición seria de cooperación con la UA y la ONU, con el fin de solucionar, dentro del marco del derecho internacional,

En paralelo, hacer un llamamiento a la ONU para que reconozca el papel político que lleva a cabo la Unión Africana, quien desde 1982 reconoce la existencia de la R.A.S.D. y trabaja de modo incansable por su reconocimiento en la escena internacional.